viernes, 17 de agosto de 2018

BBVA asegura que Andalucía crecerá un 0,7% este año

Además, adelanta que en 2012 crecerá un 1,7%, por encima de España

Andalucía crecerá un 0,7% en 2011, lo que supone un crecimiento "sensiblemente inferior" al registrado para el conjunto nacional, del 0,9%, aunque a medio plazo, en 2012, empezará a crecer "por encima de España", con crecimientos de la economía del 1-7 ó 1,8%, frente al crecimiento del conjunto del país, cifrado en 1,5%, según ha indicado el economista jefe para España de BBVA Research, Miguel Cardoso. Además, aseguró que "nadie sabe qué ocurrirá en el futuro". Cardoso también adelantó que ya se han efectuado las estimaciones para España y Andalucía, de forma que considera que este año la economía andaluza "va a crecer sensiblemente por debajo del resto de España, con un crecimiento del 0,7%, frente al incremento español del 0,9%". No obstante, Cardoso destaca que ese incremento "supone una mejora relativa a lo que pasó en 2010, pues se ha iniciado la reducción de una brecha importante que se había abierto en ese mismo año".

Recuperación de la Comunidad "El crecimiento andaluz será mayor al de España, pero no este año", ha aseverado Cardoso, quien ha precisado que en un plazo de cinco a diez años, el crecimiento andaluz "estará ligeramente por encima de la media de España y alcanzará el 2%". No obstante, ha dejado claro que "para ver la disminución de la tasa de paro se necesitan crecimientos superiores al dos por ciento", de forma que "todavía el crecimiento esperado no va a ser suficiente para disminuir significativamente la tasa de paro". Considera que ciertos elementos "han jugado en la ventaja hacia Andalucía, donde se lleva emprendida una buena parte de la absorción de esos desequilibrios, mientras que en otros países les piden que hagan esos ajustes". "Andalucía tiene muchas ventajas comparativas respecto al resto de España en términos de crecimiento, capital humano, inmigración o rendimientos en ciertos sectores punteros como los relacionados con las renovables", ha aseverado.

Demanda interna Cardoso considera que ·en la medida que la demanda interna deje de contribuir tan negativamente se podrá registrar un crecimiento económico", ya que "el consumo se va estimulando pero la demanda interna sigue teniendo una contribución muy negativa, como es el caso de la inversión residencial". Ha precisado que ello tiene mucho que ver con la sobreoferta de viviendas, que ha sufrido especialmente zonas como Andalucía. Por ello, ha insistido en que "en la medida en que no tengamos demanda interna que continúe aportando negativamente al crecimiento  y en la medida en que el sector exportador empiece a ganar peso en la economía, se producirá una mayor generación de empleo". Cardoso augura que "en un año no se prevé que los tipos de interés estén más allá del dos o 2,5%" y no considera que se vaya a registrar un ciclo de subida de tipos como en 2005.

I.M.B.