miércoles, 23 de mayo de 2018

BBK prevé que la nueva Cajasur logre beneficios en su primer año

Espera ganar 500 millones en 2015, para lo que contempla aliarse con otras entidades.

BBK Bank Cajasur, operativa desde el pasado 3 de enero, prevé entrar en beneficios

BBK prevé que la nueva Cajasur logre beneficios en su primer añoMario Fernández, presidente de BBK, durante su encuentro con los medios en Córdoba.

este año, su primer ejercicio en la órbita de la caja vasca. En 2010, a la espera del cierre del balance, registrará unas pérdidas de unos 1.100 millones tras el saneamiento de activos y la revisión de los créditos concedidos. Son los cálculos de Mario Fernández, presidente de BBK, que la semana pasada visitó Córdoba y Jaén para presentar el proyecto a los agentes económicos y sociales de estas provincias.

Cuentas de 2011 sin lastre Las cuentas de 2011, que ya no estarán “lastradas” por el “deterioro de activos”, permitirán la vuelta a los números negros de la entidad cordobesa, a la que Fernández quiere convertir en líder de su sector en Andalucía. Para conseguir este objetivo, su estrategia será la de una banca local, “pegada al cliente y al territorio donde actúa”. El presidente de BBK quiere trasladar a su nueva participada el modelo que ha convertido a la caja vasca en referente en solvencia (con un core capital del 14,6%, que tras la integración de Cajasur se ha reducido al 8,9%).

Las ratios se recuperarán Fernández está convencido de que esas ratios se recuperarán. “Al final de 2011 el ‘core capital’ subirá al 9,8%”. Y en tres años los beneficios de BBK Bank alcanzarán los 85 millones, para situarse en 2015 en el entorno de los 100 millones. En ese ejercicio, el grupo vasco aspira a alcanzar un resultado consolidado de 500 millones, “pero no con el mismo perímetro”, asegura Mario Fernández, en referencia a la integración de otras entidades en el proyecto liderado por la caja bilbaína.

BBK Bank ha cerrado este mes el ajuste laboral con los sindicatos, entre los que destaca Aspromonte por representación. Sobre una plantilla de 2.800 personas, 668 serán baja, la mayoría de ellos por prejubilaciones (428), otros 130 saldrán a través de salidas incentivadas y 110 más por suspensiones de contrato. El ahorro ronda los 42 millones.

Mónica de la Rosa.