miércoles, 24 de abril de 2019

Bankia anuncia la reorganización de su estructura y un incremento del 5% en la retribución a los accionistas

Bankia ha tomado la decisión de reorganizarse a la vista de la transformación del negocio financiero, e iniciar de este modo un "nuevo ciclo" en la entidad. Una nueva estructura que el banco ha hecho pública coincidiendo con el anuncio del quinto reparto de dividendos, que se eleva un 5%, hasta alcanzar 357 millones de euros, y de la devolución otra parte de las ayudas recibidas.

El Consejo de Administración de la entidad ha aprobado la creación de cuatro nuevas direcciones generales adjuntas -Financiera, Riesgos de Crédito, Personas y Cultura, y Transformación y Estrategia Digital- y sus directivos pasan a formar parte del Comité de Dirección. De esta forma, el máximo órgano de gestión del banco estará integrado por 12 miembros, frente a los ocho que tenía hasta ahora.

El presidente, José Ignacio Goirigolzarri, ha explicado que "esta reorganización es el inicio de un nuevo ciclo de Bankia, un ciclo para el que contamos con una organización más volcada en el cliente, más ágil y con mayores niveles de autonomía y ambición en nuestros equipos". "Con estos cambios -ha añadido Goirigolzarri-, buscamos una organización que esté más centrada en el apoyo a la red y, por tanto, en los clientes; que nos prepare para enfrentarnos al futuro; que sea más meritocrática, y que sirva de revulsivo para el banco a corto y medio plazo".

Nuevas direcciones generales adjuntas

En esta transformación, Bankia ha integrado las direcciones Financiera y de Intervención, que estarán unidas en la nueva Dirección Financiera, a cuyo frente estará Leopoldo Alvear. La Dirección de Participadas y Negocios Asociados amplía su ámbito de responsabilidad con la incorporación del negocio de gestión de activos y banca privada, y pasa a denominarse Dirección de Gestión de Activos y Participadas. Su director será Fernando Sobrini, hasta ahora al frente de la Dirección de Banca de Particulares, que pasa a manos de Eugenio Solla.

Al frente de la Dirección de Riesgos de Crédito continúa Manuel Galarza, que también se incorpora al Comité de Dirección. La Dirección de Riesgos pasa a estar dirigida por Sergio Durá. El nuevo organigrama también contará con una Dirección de Transformación y Estrategia Digital, puesta en marcha el pasado mes de octubre con Carlos Torres a la cabeza, que busca avanzar "no solo en la evolución digital sino también en las formas de trabajar", explica la entidad. La Dirección de Personas se transforma en la Dirección de Personas y Cultura, y pasa a estar dirigida por David López.

Más retribuciones y devoluciones de ayudas

Cambios en la organización que han coincidido con el acuerdo del propio Consejo de Administración de proponer a la Junta General de Accionistas distribuir una suma de 357 millones de euros en dividendos con cargo al ejercicio 2018, lo que supone un 5% más que la del año precedente.

De aprobarse esta propuesta, el dividendo ordinario quedaría fijado en 11,576 céntimos por acción, lo que supone también un incremento del 5% respecto al aprobado el ejercicio anterior. Será el quinto dividendo en la historia de Bankia. Desde que en julio de 2015 Bankia abonó su primera retribución al accionista, el pago acumulado por este concepto a los accionistas alcanzará los 1.517 millones de euros. El abono de esta retribución -según la informado Bankia en un comunicado- se realizará en efectivo y en un único pago, que está previsto se efectúe el próximo mes de abril.

De otra parte, el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) cuenta de forma directa e indirecta, a través de BFA Tenedora de Acciones, con una participación en Bankia del 61,4%. De mantenerse esa participación en la fecha del pago del dividendo, "la entidad devolvería a los contribuyentes 219 millones de euros adicionales" asegura Bankia.

De este modo, la distribución del dividendo permite continuar avanzando en la devolución de las ayudas recibidas por la entidad. Una vez se efectúe el pago, la entidad habrá retornado al FROB un total de 3.083 millones de euros, desagregados de la siguiente manera: 1.304 millones de euros con la privatización de un 7,5% del capital de Bankia efectuada en febrero de 2014; 818 millones con la venta de otro 7% del capital que se llevó a cabo en diciembre de 2017; y el pago de cinco dividendos, que suponen un importe conjunto para el FROB de 961 millones de euros (128 millones correspondientes al ejercicio 2014, 195 a 2015, 211 a 2016, 208 a 2017 y, una vez se materialice, 219 millones a 2018).