martes, 24 de noviembre de 2020

ATA advierte que la segunda ola de la pandemia "se llevará por delante 500.000 empleos y 300.000 autónomos"

Los empresarios están preocupados por la duración de los ERTE Los empresarios están preocupados por la duración de los ERTE

En plena segunda ola de contagios de la Covid19, con la implantación del toque de queda nocturno a nivel nacional, con nuevos confinamientos y cierres perimetrales y un considerable aumento de las restricciones en prácticamente toda España, el pesimismo y la incertidumbre se reflejan en las respuestas del séptimo Barómetro ATA. 

El 10% de los autónomos prevé que tendrá que cerrar, lo que en términos absolutos serían 300.000 autónomos, y uno de cada tres autónomos se plantea dadas las circunstancias reducir plantilla, lo que podría traducirse en 500.00 empleos menos, según la federación.

Este es uno de los principales resultados que se extraen de una encuesta realizada por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomoseste mes de octubre sobre la previsión que tienen respecto a sus negocios, entre una muestra representativa del sector.

En la situación actual en la que las comunidades autónomas han puesto en marcha medidas restrictivas en actividades que afectan directamente a los autónomos, como hostelería y comercio, alrededor de unos 210.000 autónomos tienen sus negocios cerrados en estos momentos. De ellos el 4% asegura llevar con su negocio cerrado desde el pasado mes de marzo, y un 60,7% afirma que aunque ha abierto, está funcionando al 50%. Solo el 14,5% de los autónomos encuestados desde ATA asegura que está abierto y funcionando con total normalidad y un 3,7% reconoce estar funcionando incluso mejor que antes de la pandemia.

De hecho, ATA enfatiza que "un abrumador" 84% de los autónomos aseguran que la facturación de su negocio se ha visto reducida respecto a la del año anterior. El 8,7% asegura que se ha mantenido y hay un 4,3% que considera que incluso ha aumentado.

En este contexto, el 43% de autónomos que cuentan con trabajadores ha solicitado ERTE o tiene previsto hacerlo. Además siguen suspendiendo las medidas del Gobierno y baja ligeramente la valoración respecto al barómetro anterior. 

Y en relación con las previsiones de cara al futuro y de resistencia ante una situación tan adversa, la reducción de la cotización y recuperar la prestación por cese extraordinaria son de las herramientas para salvar sus negocios más valoradas, junto con el aseguramiento de la liquidez para la actividad empresarial.

Debido al agravamiento de los rebrotes y el incremento de los contagios, el presidente de ATA, Lorenzo Amor, alerta que "se avecina un desastre para autónomos, empresas y trabajadores si no se acompaña de un plan urgente de medidas económicas. Por ello el decálogo de medidas a tomar de forma urgente que presentamos el pasado lunes es un SOS de nuestro colectivo ante este nuevo panorama desalentador con desconfianza por parte de los consumidores y los empresarios. Se hace urgente establecer desde ya un plan de emergencia, y con vistas a un invierno muy duro, que prorrogue las ayudas existentes hasta el 31 de mayo de 2021, facilite la liquidez e impulse el consumo y la demanda con el fin de amortiguar la caída de la actividad y evitar el cierre de empresas y autónomos y por ende la destrucción de empleo".