sábado, 22 de septiembre de 2018

Astilleros de Sevilla apunta al cierre por falta de actividad "de presente y futuro"

Los trabajadores inician encierro y creen que hacia finales de mes se inste a liquidación y despidos

La factoría de astilleros de Sevilla está apuntando su cierre ante la falta de actividad "de presente y futuro", según han indicado a Europa Press fuentes del sector y fuentes de los trabajadores, quienes anuncian movilizaciones ante lo que ellos consideran "una falta de cumplimiento por parte de la Junta de Andalucía".

Fuentes del sector han indicado a Europa Press que la situación de la factoría es "tremenda" toda vez que "no hay armadores, ni hay proyecto de presente ni de futuro". "A la problemática económica de la empresa se han sumado las muchas incertidumbres en el sector", han agregado las fuentes.

Encierro con carácter "permanente e indefinido"

Los trabajadores de astilleros de Sevilla han estimado que a finales de este mes el Juzgado de lo Mercantil y los administradores concursales instarán a la liquidación y cierre de la factoría y se acometerá los despidos de estos empleados, ante lo que han iniciado este viernes un encierro de carácter "permanente e indefinido" al sentirse "engañados, humillados y utilizados" por la Junta de Andalucía.

Los empleados de astilleros de Sevilla se han concentrado este viernes ante la factoría para explicar la situación y criticar la actitud de la Junta de Andalucía, toda vez que, según explica el portavoz del comité de empresa, Joaquín Martínez, el pasado jueves se celebró una reunión en la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia, donde "la Junta de Andalucía, con nocturnidad y alevosía nos comunica el cierre de la factoría".

Aseguran que esta noticia les ha sentado "como un jarro de agua fría, pues en ningún momento esperábamos que la factoría llegara a su cierre", toda vez que "durante año y medio, desde 2009 hemos estado en manos de la Junta, con un administrador único de su confianza y tras establecerse una hoja de ruta, en abril de 2011 alcanzamos un acuerdo para reactivar la carga de trabajo, pero en estos momentos la Junta se ha echado atrás y nos ha cerrado la empresa".

Sin apoyo de la Junta

Lamentan que la Junta "nos dice ahora que no nos apoya", por lo que, según explican la administración concursal y el juez de lo Mercantil actuarán de oficio e instarán a la liquidación de astilleros, realizando la propuesta que formule la liquidación, e instando a la extinción de contratos y al despido del personal, "y debemos buscar la forma de invertir este problema".

Los trabajadores, que inician el encierro indefinido para conseguir que la Junta "revoque lo que nos ha dicho y consiga que la fábrica se reactive con carga de trabajo y con personal", han anunciado que van a seguir adelante y la próxima semana convocarán más movilizaciones, toda vez que prevén seguir "con la lucha" y no piensan "tirar la toalla"

Según Martínez, la Junta y el administrador les han explicado que el problema "es de financiación, porque no han conseguido financiación para reactivar los barcos, pero llevamos año y medio con  la incertidumbre esperando esa financiación".

"No pedimos que la Junta dé dinero público, sino que tenga capacidad de financiación para crear empleo, después se recuperarían las arcas públicas", lamentan los trabajadores, quienes recuerdan que "siempre en astilleros ha habido problema de carga de trabajo y sí había financiación, pero ahora sí tenemos pedidos pero no hay financiación, y eso nos preocupa".

Tres barcos en construcción

El portavoz de la plantilla, formada actualmente por 100 trabajadores -de los que 20 son de industria auxiliar interna- ha explicado que actualmente hay tres barcos en construcción, dos barcos de apoyo a plataformas petrolíferas, encargadas por un armador chipriota y un ferry encargado por Viking Line, tras lo que ha asegurado que "cualquier otro armador estaría interesado en este tipo de barcos, por lo que si estas empresas no están interesadas, en el mercado hay otros armadores que sí pudieran ser compradores, por lo que la Junta y sus inútiles se aferran a una mentira para decir que se cierra la factoría".

"Nos han tenido engañados totalmente durante año y medio, con buenas palabras y muchas reuniones, pero no se ha llegado a ningún camino; nos han tenido año y medio martirizándonos y hemos sido engañados humillados, decepcionados y utilizados por la Junta de Andalucía", ha agregado Martínez.

Los trabajadores insisten en la reunión a alto nivel entre los sindicatos CCOO y UGT y los consejeros de Economía, Innovación y Ciencia y Empleo y estiman que "aunque para la Junta el cierre sea irreversible, para nosotros en ningún momento es así y vamos a seguir trabajando para conseguir reactivar la carga que tenemos". "Nos han mandado a los segundos de a bordo para darnos la mala noticia, no han dado la cara", se han lamentado.

Hoja de ruta

Por su parte, el secretario general de la Federación del Metal de CC OO Sevilla, Juan Antonio Caravaca, ha recordado que desde 2009 la Junta planteó una hoja de ruta para reactivar el astilleros y planteando a los trabajadores los pasos a seguir para recuperar la actividad, ante lo cual los trabajadores "han cumplido sus compromisos, y han salido muchos compañeros de la factoría, mientras que la Junta ha mostrado una inutilidad tremenda y ha sido una incumplidora, de palabra y por escrito".

Han lamentado que desde el pasado mes de julio, cuando los sindicatos exigieron una reunión "al máximo nivel de la Junta para que nos diera una explicación, no nos ha dado esa explicación y el pasado jueves, los mismos incompetentes nos dicen que se lavan las manos y anulan toda posibilidad de recuperación del empleo y permite que el juez de lo Mercantil pueda liquidar la empresa".

"No vamos a permitir esa situación y exigimos que nos den una respuesta para reactivar la situación de los trabajadores, la Junta no se puede lavar las manos", ha agregado Caravaca, quien critica que la Junta "se ha desentendido y nos remitido al Juzgado de lo Mercantil, quien planteará la extinción de los contratos y la liquidación de la factoría, con el pago de indemnización vía Fogasa".

Financiación imposible, según la Junta

Por su parte, el secretario general de MCA UGT de Sevilla, Manuel Ponce, ha lamentado que "tras varios años, la Junta nos dice que la financiación es imposible de conseguir y no se ha logrado resolver el problema de falta de financiación, a pesar de que en 2009 se reunieron todos los ámbitos y ahí se nos pidió que trabajáramos juntos en la hoja de ruta, pero no ahora nos dicen que la única solución es desmantelar la factoría".

"La Junta no ha sido capaz de gestionar esos recursos para salvar la factoría", se ha lamentado Ponce, quien lamenta la pérdida que supone para el sector naval y ha apuntado que la plantilla "está desanimada".

Los trabajadores piden a la Junta que los consejeros "nos reciban en la reunión solicitada por Carbonero y Pastrana y no queremos que sólo hablen a través de la prensa, sino a través de una reunión formal donde nos digan qué futuro puede tener astilleros".

Contradicciones

Consideran que "hay contradicciones entre lo que nos dicen en las mesas y las declaraciones públicas de la Junta, el pasado jueves nos decían que no había más dinero para sostener el astillero y la continuidad de la carga y este viernes dicen que siguen buscando financiación, esperamos que la consiga, pero que nos hablen claro".

La factoría de astilleros de Sevilla lleva abierta desde 1953 y en los momentos de mayor actividad, en los años 80, llegó a tener más de 5.000 trabajadores. Los trabajadores apuntan que en caso de cierre definitivo "unos 26 trabajadores podrían pasar a la factoría de Navantia en Puerto Real (Cádiz)".

Europa Press