miércoles, 26 de septiembre de 2018

Arias Cañete acuerda con las CCAA pactar una "posición nacional única" en reformas comunitarias

Anuncia la visita a España del comisario europeo de Agricultura el 3 de febrero

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha acordado con las comunidades autónomas consensuar una "posición nacional única" en la reforma de los reglamentos comunitarios y ha afirmado que, en colaboración con las organizaciones agrarias, serán capaces de trasladar las preocupaciones de los agricultores españoles al debate europeo.

Tras la celebración del primer consejo consultivo presidido por el nuevo ministro, Arias Cañete ha destacado que en el próximo Consejo de Ministros europeo "la posición del Gobierno español va a estar plenamente pactada". El titular del ramo ha asegurado que el Ministerio y las comunidades autónomas han alcanzado "un consenso básico" sobre lo que hay reclamar a la Unión Europea.

"En un momento de gran crisis de precios en los mercados, de volatilidad, de fuerte competencia internacional, hay que reclamar una actuación decidida para que en el seno de la reforma de la Política Agraria Común (PAC) existan unos mecanismos de regulación de mercado que puedan permitir a los agricultores afrontar estas situaciones complejas", ha explicado.

El ministro de Agricultura ha señalado que las comunidades autónomas quieren que haya "una recuperación de la intervención y del almacenamiento privado, con reglas eficaces que regulen su desencadenamiento".

Asimismo, han solicitado al Gobierno que sea "muy activo en la defensa de introducción de mejoras para el buen funcionamiento de la cadena agroalimentaria".

Modificación de las reglas de competencia

Así, plantean que la OCM tenga "mecanismos claros que permitan la concentración de la oferta, que haya una modificación de las reglas de competencia en el sector agroalimentario para permitir que interprofesionales con extensión de norma, organizaciones de productores y cooperativas se puedan concentrar y tener una capacidad de influencia en el mercado mucho más relevante defendiendo los precios de agricultores y ganaderos".

Los consejeros han pedido también que el Ministerio traslade al debate europeo la necesidad de que haya "una reciprocidad en los intercambios comerciales y en el tratamiento de la producción comunitaria respecto de terceros países" para que las producciones importadas estén sometidas a los mismos requisitos que a las producciones nacionales.

"Hay una fuerte asimetría entre la producción comunitaria, a la que se exigen muchos requisitos que incrementan sus costes de producción, normativas muy rigurosas de bienestar animal y, sin embargo, tenemos exportaciones de terceros países que entran en la Unión Europea, sin ninguna restricción, sin ningún control", apuntó Arias Cañete.

El ministro ha anunciado que el comisario de Agricultura visitará España el próximo 2 de febrero, en contestación a la invitación que le hizo el ministro la pasada semana en la reunión que mantuvieron en Bruselas.

Europa Press