lunes, 24 de febrero de 2020

Andalucía, destino de calidad y excelente gastronomía en Navidad

Extraordinaria instantánea de la Catedral de Granada Extraordinaria instantánea de la Catedral de Granada

Se aproxima la Navidad, uno de los momentos del año con mayor número de desplazamientos, de vuelta al hogar para muchos, o de apostar por un turismo de calidad, en el que la cultura, la gastronomía y las visitas en ruta son una opción a tener muy en cuenta. En esta época entrañable y especial del año, Andalucía es un destino de primer orden para disfrutar de la animación de sus ciudades y pueblos, multitud de belenes, espectáculos musicales, mercados navideños, una amplia oferta gastronómica y una iluminación nocturna que invita a recorrerla, a conocerla mucho mejor.

Qué duda cabe que la gastronomía propia de la tierra, es uno de sus grandes atractivos, una de sus señas de identidad más reconocibles para el visitante o turista. Hacemos un recorrido por alguno de los enclaves gastronómicos por excelencia en estas fechas. 

Una de las ciudades de visita recomendada para estas fechas es la localidad sevillana de Estepa. Un municipio que bien vale un viaje en estas fechas para conocer con profundidad cómo y dónde se elaboran tantísimos dulces de navidad, que hacen esta ciudad un referente industrial a nivel nacional e internacional. Alfajores, roscos de vino, mantecados, polvorones, un amplio surtido que es posible degustar en algunos de los locales y fábricas que se extienden por toda la localidad.

Además de los productos gastronómicos, Estepa posee excelentes monumentos, como la solitaria Torre de la Victoria, la fachada de mármoles de la Iglesia del Carmen, el Palacio del Marqués de Cerverales o la zona del Castillo, donde se puede subir a la torre del Homenaje para contemplar algunas de las vistas más extensas del interior de Andalucía.

Hay que recordar también que en Andalucía existen numerosos conventos de clausura, que fabrican con esmero algunos de los más deliciosos dulces que se pueden tomar en estas fiestas. Los dulces navideños que fabrican las monjas en los conventos son auténticas delicias y estas fechas son una excelente oportunidad para probar y adquirir mazapanes, piñonates, almendras garrapiñadas o marquesas, entre otros productos.

Con mucho gusto

Otros de los postres y dulces más representativos de la región son el Roscón de Reyes, dulce típico del 6 de enero en el que entre la masa se esconde una pequeña sorpresa; los polvorones, una masa hojaldrada con azúcar glass; los mazapanes, con azúcar, almendras y claras de huevo como principales ingredientes; o el turrón, originariamente hechos sólo de miel y almendra pero de los que ahora existe una amplia variedad.

También deben degustarse los pestiños, consistentes en harina, vino de Jerez, ajonjolí y miel, servidos con una copa de anís; el pan de Cádiz, mazapán en crudo tostado al horno con frutas, yemas y coco; o el resol de café, una bebida que proviene de Jaén que se hace con agua, café, hierba luisa, canela en rama, cáscara de limón, aguardiente y azúcar.

La oferta gastronómica centra algunos de los eventos que se desarrollan en Andalucía en estas fechas, como la Exposición de Dulces de Conventos de Clausura de Sevilla, la Fiesta del Polvorón de El Gastor (Cádiz); o la Feria del Mosto de Colmenar y la de las Migas de Torrox (Málaga).

La música acompaña a estas fiestas, en las calles, en las tiendas, en los teatros y en general en cualquier lugar de Andalucía. Los villancicos son una buena muestra del vínculo entre la música y la Navidad, enraizados en la más pura tradición de la música española, y es frecuente encontrarse en las ciudades de la comunidad a grupos de niños y adultos cantando.

De igual modo, son típicas de esta época las Zambombas, encuentros que, originariamente eran reuniones de amigos, vecinos y familiares que se daban cita cada año, en la víspera de la Nochebuena, en los patios y corrales de casas de vecinos.

Sevilla y Jerez son algunas de las poblaciones en las que esta tradición tiene más arraigo, aunque Andalucía entera ha cantado a la Navidad, desde los villancicos por verdiales en Málaga, a los campanilleros de Pozoblanco. Así, también se suceden por toda la geografía andaluza conciertos y festivales en estas fechas.

Giralda Sevilla

Noches con magia

El día 24 de diciembre, cuando las familias andaluzas se reúnen para celebrar la cena de Nochebuena, tiene lugar la Misa del Gallo, una arraigada tradición que se desarrolla esa noche a las 24 horas recibiendo al día de Navidad, en conmemoración del nacimiento de Jesús. Así, en la actualidad y al concluir la cena de Nochebuena, los fieles acuden en familia a las iglesias o parroquias para asistir a la tradicional Misa del Gallo.

Por su parte, la noche del 31 de diciembre (Nochevieja) no tiene el carácter familiar de la Nochebuena, celebrándose generalmente la despedida del año viejo y la bienvenida del nuevo en fiestas con amigos o en los numerosos restaurantes andaluces que ofrecen cena y cotillón para esta ocasión.

Al final del periodo navideño llega el día dedicado a los niños. El 6 de enero, o Día de los Reyes Magos, los niños reciben los regalos que han estado esperando durante todas las vacaciones. Pero previamente, el día anterior por la tarde, pueden ver las Cabalgatas de los Reyes Magos que se celebran por toda la comunidad para saludar a Melchor, Gaspar y Baltasar.

Cabalgatas de especial relevancia son la de Higuera de la Sierra (Huelva), la segunda más antigua de España, catalogada como Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía; la cabalgata viviente de la localidad sevillana de Guillena; o las de las diferentes capitales andaluzas.

También es curiosa la tradición del 'arrastre de latas' en Algeciras, en la cual los niños de la localidad arrastran miles de latas por las calles del municipio para evitar que los reyes Magos se queden dormidos y olviden entregarles sus regalos.

Durante las fechas navideñas se suceden otros eventos de interés en Andalucía. Algunos de estas citas son el Día del Pendón en Almería, consistente en la toma de Almería por los Reyes Católicos teatralizada; el baile de los Pastores de Velez Rubio; el Desfile de los Campanilleros de Almonaster la Real y el Certamen de Villancicos de Aracena o la Fiesta de las Jachas en Alosno, en Huelva.

También destacan las Fiestas en honor de San Silvestre en Buesa (Jaén); el Baile de las Ánimas en Hueneja y la Fiesta de la Pascua de la Puebla de Don Fadrique en Granada; la Fiesta de la Danza de los Locos en Fuente Carreteros (Córdoba); la Fiesta de las Hogueritas en El Viso del Alcor (Sevilla); o el Auto sacramental de los Reyes Mayos en Benarrabá, la Fiesta de los Rondeles de Casarabonela y la Fiesta del Día de Jeva de Antequera, en la provincia de Málaga.

Una fechas de arte

Las calles iluminadas con miles de colores y los escaparates llenos de regalos, adornos navideños y juguetes reúnen a la gente en las calles, comercios, restaurantes y bares de la comunidad, en un ambiente en el que se refleja aún más la inconfundible "la alegría andaluza". Y es una buena muestra, un preludio claro de una de sus artesanías más señeras en estas fechas: los belenes.

Precisamente, los recorridos para visitar belenes son una tradición para muchas familias en la comunidad. Cada año se trabaja en cientos de belenes repartidos por todas las provincias. Algunos de los mas notables, llenos de detalles, son los belenes que monta la Asociación belenista 'La Roldana' en Sevilla o la Asociación belenista en Jerez, en los que merece la pena ver la recreación de paisajes inspirados en Jordania o Israel hechos con tanto cuidado, así como los existentes en las ocho capitales andaluces.

Además, también destacan belenes como el que cada año se hace en Rute (Córdoba) con unos 1.500 kilos de chocolate fundido, el de la Iglesia de Santo Domingo de Úbeda (Jaén) o el del Jardín Botánico de Córdoba, aunque existen belenes de extraordinario interés en todas las provincias andaluzas, pequeñas obras de arte hechas con un enorme esmero.

Sin embargo, quizás los belenes más especiales de todos son los belenes vivientes, aquellos representados generalmente por vecinos anónimos de las poblaciones andaluzas que se caracterizan con ropas de la época y escenifican el nacimiento de Jesús. Estas representaciones reúnen a numeroso público para contemplar un espectáculo en el que todo el mundo disfruta y se divierte.

En Andalucía existen diversas asociaciones que, en estas fechas, se aúnan para representar el Belén. Así, destacan los belenes vivientes de Arcos de la Frontera, Medina Sidonia, Espera, Ubrique o El Gastor en Cádiz; Beas, Corrales o Galaroza en Huelva; Fontanar en Jaén; Almayate en Málaga; Córdoba capital entre otras localidades.

Un recorrido por lo más destacado de la Navidad andaluza gracias a un contenido ofrecido en colaboración con la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía.