sábado, 22 de septiembre de 2018

Alquilar en vacaciones, una opción con futuro

Por Laura Rivera Casares, responsable comercial de HomeAway en España

España es, tras Estados Unidos y Francia, el tercer destino preferido por los viajeros de todo el mundo que buscan alojamiento de vacaciones a través de los portales del Grupo HomeAway. Atendiendo a los resultados de nuestro barómetro anual, la demanda de alquiler de alojamientos para vacaciones en España ha crecido un 25% en 2012 frente al año anterior. Y va más allá del tradicional turismo de sol y playa. Este invierno, por ejemplo, el interés del turista europeo por las comunidades autónomas españolas que carecen de costa ha crecido un 20% frente al invierno pasado.

Indiscutiblemente, España sigue siendo una apuesta segura para el turista, tanto español como extranjero. Además, España es para el Grupo Homeaway el tercer país más importante del mundo por el volumen de alojamientos anunciados para alquilar por temporadas vacacionales, también tras Estados Unidos y Francia y por delante de grandes potencias turísticas como Italia, Alemania, Australia, Brasil, Reino Unido, Portugal o México.

Los alojamientos disponibles para alquilar en España a través de nuestros portales ganan en calidad y variedad cada año. Esto se suma a otros aspectos fundamentales, como la flexibilidad que aporta el alquiler de alojamiento al turista en cuanto a horarios, la intimidad que le proporciona o, muy importante, el hecho de que el alquiler de alojamientos supone para el turista una importante optimización de costes globales durante sus vacaciones. Todo ello explica que estemos asistiendo a un crecimiento exponencial de la tendencia a alquilar alojamientos con finalidad vacacional en España y también a anunciarlos a través de internet por parte de los propietarios.

Homeaway.es comenzó su andadura en marzo de 2010 con algo menos de 15.000 anuncios de alojamientos ubicados en suelo español. Hoy muestra más de 30.000. Nos encontramos, pues, ante un claro signo del enorme interés que la visibilidad internacional de sus inmuebles genera en los propietarios que quieren alquilar sus casas en España y de su cada vez mayor apuesta por la red como vía para lograr la captación de turistas de, prácticamente, todo el mundo.

La consolidación del alquiler vacacional como una opción habitual tanto para propietarios como para viajeros es ya una realidad para la que prevemos un futuro muy halagüeño. Si, incluso en un momento económicamente complejo como el que atravesamos ahora, los resultados son tan buenos, imaginemos lo que ocurrirá cuando comience a amainar el temporal.