lunes, 18 de junio de 2018

Abierta la ventana al crédito de consumo y de financiación a pymes

Con la llegada del verano, las entidades financieras lanzan productos para consumo Con la llegada del verano, las entidades financieras lanzan productos para consumo

El crecimiento económico y la reactivación del consumo se notan, aunque sea una mejora con muchos interrogantes aún de futuro. Este escenario se refleja en las líneas de financiación a pymes y consumidores abiertas por las entidades financieras de cara al periodo estival.

A principios de año, el Banco Sabadell y el Banco Europeo de Inversiones (BEI) anunciaban una inversión de 1.000 millones de euros para financiar a pymes y empresas de mediana capitalización, marcando el camino que más tarde seguiría La Caixa, financiando a startups científicas por 20 millones y Bankia apostando 620 millones por las pymes y los autónomos.

La carrera no había hecho más que empezar. En mayo se anunciaba otra inversión por parte del Banco Popular de 300 millones para pymes, y BBVA decidió en junio no quedarse atrás y firmar con el BEI cuatro préstamos, por un valor total de 600 millones de euros, siendo la pequeña y mediana empresa el objetivo de nuevo.

Línea para consumo

Ahora es Caja Rural del Sur la que ha lanzado una campaña que tiene como objetivo estratégico impulsar durante este año la financiación a particulares y empresas, abordando también el compromiso de la entidad para la reactivación de la economía a través del fomento del consumo entre sus clientes.

El importe total destinado a financiación asciende a 465 millones de euros, que se suman a los 300 millones concedidos ya a las empresas. Con este fin la entidad abre una línea de préstamos personales de contratación instantánea a través de ruralvía, la banca electrónica de Caja Rural, a más de 65.000 clientes de la entidad.

Créditos consumo y pymes

La cantidad de estos préstamos, de concesión automática, podrá variar según las necesidades del cliente. Así, al tratarse de créditos pensados especialmente para la adquisición de bienes de consumo, oscilan desde un mínimo de 3.000 euros hasta un máximo de 24.000 euros, "a un tipo de interés fijo muy competitivo", asegura la entidad, aunque se trata de créditos personalizables para cada cliente.

Coincidiendo con la recuperación económica y la revitalización de la demanda interna, Caja Rural del Sur ha incrementado a lo largo de todo el año considerablemente el crédito concedido con destino a operaciones generales de consumo. Además, la entidad continúa creciendo en la concesión de hipotecas con respecto al año anterior repuntando de este modo el crédito hipotecario con destino a la adquisición de viviendas.

También el pasado ejercicio ha sido muy destacado para Caja Rural del Sur en el respaldo a la actividad empresarial, en Andalucía, al elevar en más de un 60 % el crédito a empresas con la concesión de esos 300 millones de euros a lo largo de todo el año.