sábado, 20 de octubre de 2018

A la búsqueda de un mercado de 1.800 millones de consumidores

Josefa María Rull, administradora de Home & Heritage Turismo (Be! Sepharad!), e Isabel Romero Arias, directora general del Instituto Halal de Junta Islámica, junto al presidente de la Cámara Josefa María Rull, administradora de Home & Heritage Turismo (Be! Sepharad!), e Isabel Romero Arias, directora general del Instituto Halal de Junta Islámica, junto al presidente de la Cámara

Los ámbitos musulman y judío aglutinan a más de 1.800 millones de potenciales consumidores, según informa la Cámara de Comercio de Sevilla, con sus normas, hábitos, costumbres y preferencias de consumo. De ahí que la institución cameral quiera facilitar a las empresas certificados Halal y Kosher para exportar productos.

De ahí que el presidente de la Cámara sevillana, Francisco Herrero, haya firmado convenios de colaboración con la directora general del Instituto Halal de Junta Islámica, Isabel Romero Arias, y con la administradora de Home & Heritage Turismo (Be! Sepharad!), Josefa María Rull, "para la colaboración, el apoyo y la asistencia técnica entre dichas entidades en el impulso y el desarrollo de actuaciones que posibiliten un mayor conocimiento del concepto Halal y Kosher por parte de consumidores y empresas fabricantes, y de las ventajas y posibilidades que para las empresas representa acometer procesos de certificación para acceder a mercados de consumidores musulmanes y judíos".

De modo que se establece la oportunidad de desarrollar actuaciones, especialmente, en el terreno de la información, el asesoramiento, la formación y la auditoria de productos y servicios. Se contempla la organización de jornadas informativas sobre los conceptos Halal y Kosher, el proceso de certificación en empresas fabricantes, las ventajas que aporta a las empresas, los mercados a los que pueden acceder los productos Halal y Kosher. El objeto de impulsar que las empresas fabricantes de Sevilla obtengan la certificación Halal y Kosher y desarrollen sus productos en mercados de consumidores musulmanes y judíos.

Igualmente el desarrollo conjunto de proyectos internacionales financiados por la Unión Europea en el que ambas entidades pudiesen participar, así como programas formativos dirigidos a empresas, y a técnicos de la Cámara de Comercio de Sevilla para que puedan asesorar a empresas fabricantes en temas relacionados con la Certificación Halal y Kosher.

La institución cameral explica que "los Certificados Halal y Kosher son un asunto importante para la Cámara de Comercio y para las empresas, ya que aquellas empresas que tengan sus productos certificados podrán acceder a un mercado de 1.800 millones de consumidores, y abrir una nueva puerta que les permitirá desarrollarse y consolidarse en mercados internacionales con enorme potencial".

Se trata de productos que van dirigidos a dos mercados muy concretos pero con un alto número de consumidores. Y esto es una oportunidad de negocio para las empresas, especialmente del sector agroalimentario.