sábado, 22 de septiembre de 2018

9 novedades que debe conocer sobre la Declaración de la Renta 2013

A falta de escasos días para el arranque de la Campaña de la Declaración de la Renta 2013, los modelos de declaración del IRPF y del Impuesto de Patrimonio incluyen las novedades para el contribuyente que fueron aprobadas a lo largo del pasado año. Dichos cambios son fruto de las medidas que ha adoptado el Gobierno con el fin de reducir el elevado déficit.

Cabe destacar que en 2014 se continuará aplicando la subida de los tipos de IRPF aprobados en 2013. En este sentido, Joan Pons, secretario de EFPA ha recordado que para la presente declaración de la Renta a presentar en mayo y junio, estarán vigentes las subidas impositivas al ahorro del 21%, 25% y 27%.

Las novedades más relevantes son las siguientes:

Inicio de una actividad económica
Los contribuyentes que inicien el ejercicio de una actividad económica y determinen el rendimiento neto de la misma con arreglo al método de estimación directa, podrán reducir en un 20% el rendimiento neto positivo declarado con arreglo a dicho método. Esta reducción podrá llevarse a cabo en el primer período impositivo en que el rendimiento sea positivo y en el período impositivo siguiente.

Inversión en empresas de nueva creación
Otra de las novedades beneficia a aquellas personas que hayan invertido en empresas de nueva creación.
Los contribuyentes podrán deducirse el 20% de la cuota estatal en el IRPF, en las cantidades satisfechas en el período de que se trate por la suscripción de acciones o participaciones esas empresas de nueva o reciente creación. La base máxima de deducción será de 50.000 euros anuales y estará formada por el valor de adquisición de las acciones o participaciones suscritas.

Inversión de beneficios
En los cambios aprobados en 2013, se incluiyen las nuevas deducciones y la adaptación de las deducciones del régimen general previstas en la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Para el caso de empresarios que tributen en el IRPF por tratarse de personas físicas se recoge una deducción en actividades económicas a aquellos contribuyentes del IRPF que ejerzan dichas actividades. Se podrá incluir la inversión en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias. Dicha inversión dará derecho a deducir, en general, el 10% de la base liquidable correspondiente a los beneficios invertidos.

Premios
A partir del 1 de enero de 2013 se aplicará una retención del 20% en todos los premios que superen los 2.500 euros. Este impuesto también influye en las empresas, que tributarán un 30% por los ingresos extraordinarios, a lo que se le restará la retención del 20%, lo que se traduce en un pago de un 10% adicional.

Plusvalías
A partir de 2013, las ganancias o pérdidas obtenidas por transmisión de elementos patrimoniales adquiridas a menos de un año, se incluyen en la base imponible general cuyo marginal oscila entre el 52% y 56%, dependiendo de la comunidad autónoma en la que el contribuyente sea residente.

Hasta 2012, las ganancias de capital obtenidas por la transmisión de elementos patrimoniales se incluían en la base imponible del ahorro cuyo tipo impositivo oscila entre 21% y 27% dependiendo de la ganancia.

Bienes en el extranjero
A partir de 2013, se introdujo la obligación de informar a la administración tributaria española acerca de los bienes en el extranjero, siempre y cuando su valor exceda de 50.000 euros por cada tipo de bien. Quedan exentos de esta obligación en años sucesivos si el incremento de valor no excede de 20.000 euros respecto de la última declaración.

Vivienda
La deducción del 15% con un máximo de 9.015 euros desaparece para aquellos propietarios que hayan adquirido una vivienda a partir del 1 de enero de 2012. Se mantiene por tanto la deducción para los propietarios que la hayan adquirido con fecha anterior al 31 de diciembre de 2012.

Cuenta vivienda
Hasta el 31 de diciembre de 2012, las aportaciones a las cuentas vivienda, cuya finalidad es la adquisición de una vivienda en un plazo de cuatro años, tenían el mismo tratamiento fiscal que la deducción por compra por vivienda (15% de 9.015 euros).

Aquellas personas que abrieron una cuenta vivienda hasta el 31 de diciembre de 2012 tendrán hasta el 31 de diciembre de 2016 para adquirir una vivienda, y en el caso contrario, tendrán que devolver las deducciones recibidas más los intereses de demora, mientras que en el IRPF de 2012 se podían devolver las deducciones sin ningún tipo de penalización.

Reformas en la vivienda
Se mantendrán las deducciones procedentes de obras de mejora, rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual, solamente para las cantidades de aquellas realizadas con fecha a 1 de enero de 2013 y siempre que la finalización de las mismas se produzca antes del 1 de enero de 2017.