domingo, 27 de mayo de 2018

Francisco Román: "En Andalucía estamos a la vanguardia y trabajamos para que siga siendo así"

Francisco Román, presidente de Vodafone España Francisco Román, presidente de Vodafone España

Dentro del ámbito tecnológico, las telecomunicaciones son la espina dorsal de los nuevos avances y desarrollos. No hay que olvidar que toda nueva tecnología está sustentada en infraestructuras con igual o similar carga de innovación. Así que hablamos con el presidente de Vodafone España, Francisco Román, para que nos ilustre sobre el presente y el futuro del sector. Teniendo como punto de referencia, subraya Román, que la propuesta de la operadora es "un futuro basado en la innovación centrada en el desarrollo de servicios que humanicen la tecnología".

Se acerca el cierre del año fiscal de la compañía, ¿qué balance puede hacernos del ejercicio?

Aunque todavía no se ha producido el cierre del ejercicio, podemos confirmar, de acuerdo a nuestros últimos resultados trimestrales, que la compañía sigue creciendo con respecto a periodos similares de años anteriores, en un entorno altamente competitivo, por lo que nos sentimos muy orgullosos de estos resultados. En este sentido, puedo confirmar que mantenemos nuestro liderazgo basado en la diferenciación de nuestra red, en la innovación–en áreas como Roaming, el Internet de las Cosas o la nueva familia Vodafone Pass- y la implementación de modelos de atención personalizada. Tenemos la mejor red de voz y datos, y no lo decimos nosotros, sino informes independientes como el de P3 Communications. Por otro lado, hemos aumentado la oferta de fibra y mejorado la nueva velocidad de banda ancha fija ultrarrápida hasta 1Gbps simétrico, por lo que nuestros clientes pueden disfrutar de los mejores servicios y los mejores contenidos, muchos de ellos, a través de Vodafone TV y gracias a acuerdos con HBO, Netflix o Filmin, más recientemente. Por último, hemos introducido la tecnología de red denominada MEC (Multi-accessEdge Computing), que permite reducir la latencia (o retardo) en la red comercial en más del 90%. Este avance se suma al lanzamiento de 4,5G en Madrid y Salamanca que permite incorporar a la red 4G tecnologías propias de 5G, en un escenario propio de las redes de nueva generación.

¿Podría decirse que el sector de las telecomunicaciones ha dejado definitivamente atrás la rémora de la crisis?

El sector vive ahora mismo una época de crecimiento muy interesante, gracias a las posibilidades que nos traen las redes de nueva generación, como te comentaba anteriormente. Sin ir más lejos, la red 5G puede comenzar a desarrollarse en España en las bandas del espectro radioeléctrico, y los operadores comenzaremos a trabajar en servicios móviles cuando se asignen nuevas frecuencias. Ya estamos empezando a preparar el camino a 5G con nuevas tecnologías como NB-IoT (Banda Estrecha de Internet de las Cosas) y la virtualización de las redes de datos, así como con la actualización de las velocidades de red, como 4,5G. Como parte de este esfuerzo global, todas las compañías estamos trabajando conjuntamente para definir estándares de la industria, establecer directrices técnicas y preparar hojas de ruta de productos.

En 2020 más de 370 millones de dispositivos electrónicos estarán conectados a redes móviles de IoT en países donde opera Vodafone

¿Cuáles son los principales proyectos e inversiones a corto y medio plazo a escala nacional?

Los analistas prevén que en 2020 más de 370 millones de dispositivos electrónicos estarán conectados a redes móviles IoT en los países donde opera nuestra compañía. Por lo tanto, seguiremos desarrollando nuestra experiencia y liderazgo en IoT para que los usuarios puedan formar parte de la siguiente fase de la revolución digital global.Este año ya hemos ofrecido la experiencia del Internet de las Cosas a todos nuestros clientes particulares a través de 'V by Vodafone', una aplicación móvil que permite conectar millones de productos electrónicos a la red global de IoT del Grupo Vodafone, la mayor del mundo. Asimismo, seguiremos desarrollando las tecnologías que serán fundamentales para la llegada de 5G, que traerá una mejora de la latencia y permitirá la reducción de los tiempos de respuesta en aplicaciones, siendo un gran facilitador de nuevos servicios. También seguiremos trabajando en el despliegue de nuestra banda ancha ultrarrápida, que ya el 31 de diciembre de 2017 llegaba a más de 20 millones de unidades inmobiliarias. Además continuaremos con el despliegue de la tecnología Docsis 3.1 en su huella de fibra, permitiendo mayores velocidades incluso en despliegues compartidos.

Centrémonos en Andalucía. Vodafone mantiene un acuerdo con el Gobierno andaluz que ha permitido extender ya la red ultrarrápida al 98% de la población de la comunidad autónoma. ¿Cuáles van a ser los próximos pasos en el marco de este convenio? ¿Qué ha supuesto para Vodafone el desarrollo de este acuerdo?

Para nosotros Andalucía es una comunidad estratégica, donde hemos liderado la introducción de la tecnología 4G, impulsado el despliegue de la red de fibra y mejorado la experiencia de los clientes. De ahí que actualmente, la cobertura 4G de Vodafone llegue ya a 640 municipios de los 770 andaluces y alcance al 98% de la población. Además, 150 ciudades cuentan con cobertura 4G+. En lo que respecta a la banda ancha ultrarrápida fija, ya contamos con más de 3,1 millones de unidades inmobiliarias disponibles en esta comunidad. Todo esto no hace sino ayudar a impulsar la digitalización de la sociedad andaluza. Otro ejemplo que muestra la apuesta tecnológica de la región es el Programa Minerva, iniciativa promovida por la Junta de Andalucía y Vodafone, para impulsar proyectos tecnológicos e innovadores y dar la oportunidad a que todo tipo de nuevas iniciativas TIC tengan su aplicación en la vida real. En sus cuatro convocatorias, Minerva ha impulsado ya más de 70 proyectos en sectores como la salud, la cultura, el ocio o las ciudades inteligentes. Y todo ello sin olvidar la fantástica labor que se está llevando a cabo en el Vodafone Smart Center, el centro de I+D+i ubicado en el Parque Científico y Tecnológico de la Cartuja en Sevilla que inauguramos en 2015 en colaboración con la Junta de Andalucía, donde desarrollamos soluciones en materia de ciudades inteligentes. En Andalucía estamos a la vanguardia y seguiremos trabajando para que esto siga siendo así.

En todos los rankings España aparece en los primeros puestos de penetración y uso de las nuevas tecnologías, sobre todo, en acceso a internet y movilidad, gracias a los smartphone. Sin embargo, esto no se traduce de manera directa en avances hacia la digitalización a un ritmo similar al de adquisición de tecnología, en especial entre las pymes. A su juicio ¿a qué se debe este diferencial?

Efectivamente, la digitalización es una asignatura pendiente en general en la empresa española. De acuerdo con el primer estudio sobre el estado de digitalización de las empresas y Administraciones Públicas españolas, que presentamos a finales del año pasado que se puede consultar en el siguiente enlace para las empresas de menos de 500 empleados, la digitalización no aparece entre sus principales prioridades. El porcentaje de empresas que cuentan con un plan para la digitalización se mueve entre el 14% de los profesionales y pequeñas empresas (aquellas que tienen menos de 10 empleados), el 19% de las medianas empresas (entre 10 y 100 empleados) y el 46% de las grandes empresas (más de 100 empleados). Por lo tanto, se trata de un porcentaje muy bajo. Este estudio también revelaba que la creencia de que la digitalización supone un elevado coste era el principal freno de las empresas para digitalizarse. Más de un tercio de las empresas encuestadas temen que sea un proceso excesivamente caro. En los negocios más pequeños se detecta también como barrera el desconocimiento de una oferta en el mercado de servicios orientados a mejorar la digitalización y la ausencia de profesionales cualificados. Un 82% de las pequeñas empresas considera que no dispone de especialistas para llevar a cabo los cambios que requiere la digitalización. Este porcentaje se reduce al 69% en las empresas medianas, y aún más, en el 42%, entre las compañías de más de 100 empleados. Estas son las principales razones que impiden que las pequeñas y medianas empresas avancen e inviertan en procesos de transformación digital.

Un 82% de las pymes considera que no dispone de especialistas para realizar los cambios que requiere la digitalización

Precisamente, en esta línea ¿cuál es la propuesta de apoyo a la transformación digital del tejido productivo de Vodafone?

Vodafone es consciente de las barreras que encuentran las empresas e instituciones a la hora de afrontar con garantías un proceso de digitalización, así como del desconocimiento de los beneficios que genera en sus negocios. En este contexto, la apuesta de Vodafone es posicionarse como socio tecnológico que les ayude en su proceso de transformación digital. Para autónomos y pequeñas empresas, el uso de la tecnología e Internet todavía es sorprendentemente bajo en algunos casos, mientras que otros negocios nacen siendo digitales. Por nuestra parte, ponemos a disposición de los profesionales y pequeñas empresas un servicio de asesoramiento que permite proporcionar una solución adaptada a cada negocio, incluyendo servicios de valor añadido que permiten llevar a cabo su transformación digital. En el caso de las medianas empresas, nuestro objetivo es hacer crecer sus negocios a través de un servicio de asesoramiento completamente personalizado, además de ofrecerles soluciones específicas para los sectores de actividad comercial en las áreas que desarrollan, como pueden ser el transporte, la industria, el comercio o el turismo. Para las grandes empresas y administraciones públicas, también ofrecemos una propuesta destinada a diseñar, planificar y desarrollar el propio modelo de transformación digital de las organizaciones. Les ofrecemos de manera integrada una conectividad robusta, una estrategia de movilidad e IoT, soluciones Cloud, y un entorno seguridad inherente a todos ellos. Específicamente me gustaría destacar, que, en el caso de las administraciones, nuestra apuesta recae en el proyecto de Smart Cities, que permite a las instituciones gestionar de forma más eficiente todos los recursos.

 Francisco Román Vodafone Interior Ok

Desde una perspectiva más amplia, la convergencia de servicios está siendo la gran apuesta de la compañía. ¿Qué nuevos pasos dará en esta dirección?

Gracias a nuestro liderazgo en red móvil, el mayor alcance de nuestra oferta de fibra y las mejoras en la velocidad de banda ancha fija ultrarrápida hasta 1Gbps simétrico, así como a la evolución de Vodafone TV, hemos reforzado de forma notable nuestra propuesta convergente. Sin ir más lejos, este avance se ha visto reflejado en un crecimiento del 13,1% de los ingresos por servicios convergentes en el segmento residencial en el último trimestre. A medida que la demanda de los clientes crece de forma exponencial para disfrutar de datos y contenido de forma ubicua, los proveedores de comunicaciones que tengan más éxito serán aquellos que puedan proporcionar conectividad de alta velocidad sin interrupciones en el hogar, en el trabajo, en el coche y en cualquier punto intermedio. Esto requerirá la integración de múltiples tecnologías en una red que ofrezca la mejor experiencia ininterrumpida. En este sentido, puedo decir que somos un líder del mercado en servicios convergentes, gracias a Vodafone One, tanto para empresas como particulares, y seguiremos apostando para mejorar los servicios integrados fijos y móviles. Además, podemos estar orgullosos porque España es uno de los mercados más avanzados en esta área.

La velocidad de los avances tecnológicos es de tal calibre, que cuando todavía se está desplegando el 4G y el 4G+, ya ha entrado en escena el 5G. ¿Cuál va a ser el posicionamiento de la compañía en esta tecnología?

Ya estamos implantando las tecnologías que serán fundamentales para las redes de nueva generación. El año pasado anunciamos el lanzamiento comercial en Madrid de 4,5G, combinando funcionalidades avanzadas de 4G y adelantando Massive MIMO, uno de los motores de 5G. Este despliegue –que por el momento está en zonas céntricas de la ciudad y se irá extendiendo a zonas céntricas de Barcelona, Valencia, Málaga, Sevilla, Bilbao, Zaragoza y A Coruña - permite velocidades de descarga de hasta 700Mbps y se ha multiplicado hasta por 5 la capacidad de las celdas 4G. Por darte otro ejemplo de los avances que estamos haciendo, en 2017 también hemos probado con éxito, en colaboración con Huawei y Hero Entertainment, una tecnología de red denominada MEC (Multi-accessEdge Computing), que permite reducir la latencia en la red comercial en más del 90%, llegando hasta 20 milisegundos. Esto conlleva innumerables ventajas, ya que abre la puerta a un emergente mercado de aplicaciones y servicios para los que la latencia y la calidad de servicio son aspectos estratégicos, tales como: Seguridad, Realidad Virtual, Realidad Aumentada, Automoción y Gaming.

¿Qué va a suponer el 5G para clientes y usuarios?

Las redes 5G traerán una mejora de la latencia lo que permitirá la reducción de los tiempos de respuesta en aplicaciones, siendo decisivo para habilitar nuevos servicios. Éste es el foco actualmente del Multi-accessEdge Computing que comentaba anteriormente. En este campo, Vodafone ya ha realizado pilotos con juegos de realidad virtual y aplicaciones de ofimática en la nube que muestran el efecto de la latencia en las redes actuales y en las futuras redes 5G. En este sentido, el tiempo de respuesta y la calidad de servicio están muy ligadas. Este tipo de innovaciones mejoran notablemente la experiencia de usuario y optimizan el rendimiento de las aplicaciones para el Internet de las Cosas.

La transversalidad entre empresas netamente TIC y de telecomunicaciones cada día va a más. Incluso con ofertas de servicios similares o cruzados. En su opinión, ¿hacia dónde se encamina el sector?

El papel de las compañías de telecomunicaciones es muy importante. En este mundo hiperconectado, marcado por la transformación digital y el crecimiento de los datos, es necesario trasformar nuestras ciudades y convertirlas en núcleos urbanos más inteligentes, que apuesten por energías limpias y renovables, sistemas de transporte urbano, gestión de residuos o sistemas sanitarios más eficientes. Internet de las Cosas, soluciones M2M, redes NB-IoT, Big Data, Cloud, comunicaciones convergentes.... Son tendencias tecnológicas que tienen un reflejo en nuestra vida diaria. Si nos centramos en sus aplicaciones, veremos realmente que no se trata de modas y que nos ayudan a gestionar las ciudades de una forma más eficiente y sostenible, a tener una sanidad más avanzada, a mejorar la competitividad empresarial, a gestionar mejor los recursos de la agricultura, a disfrutar del ocio digital, a mantener la seguridad en nuestros hogares, a controlar nuestros dispositivos, etc. En definitiva, es un hecho que nuestro mundo está cada vez más "conectado" y que la demanda social de un acceso online rápido y de calidad es cada vez mayor, por lo que el sector de las telecomunicaciones resulta clave en esta revolución tecnológica. En este sentido nuestra propuesta es un futuro basado en la innovación centrada en el desarrollo de servicios que humanicen la tecnología y que la hagan sencilla y accesible para todos. Creemos firmemente que las nuevas tecnologías no deben dejar de lado el componente social.